domingo, 24 de agosto de 2008

EN EL MITO FUNDACIONAL BUSQUEMOS A MEXICO


Por: Adolfo Carrillo Aguirre

Si nos atenemos a la etimología Griega el mito es una fabula. Un mito en ese concepto es una ficción una imaginación. Pero esa conceptualización puede no ser compartida en la actualidad, en tanto que dicho concepto lo podemos entender de una manera más amplia, dado que en múltiples pueblos de la antigüedad han narrado sus historias y sus particulares cosmovisiones, apoyadas en realidades que les son propias o les han sido filtradas por pueblos más antiguos que los históricamente conocidos.

Estimamos que para el hombre como sujeto de conocimiento, existen diversos mundos, el conocido, el que puede conocer y aquel que le esta vedado, que le es imposible vislumbrar.

Y si partimos del planteamiento que señala que el hombre, para conocer la verdad de supuestos hechos o de fenómenos de la naturaleza ocurridos en el pasado, solo puede conocer la verdad de los mismos, mediante la ciencia, ello en nuestro humilde concepto, no es del todo exacto, al menos en aspectos culturales, a pesar de ello pueda encerrar una paradoja, pues es fácil considerarlo de esta manera, dado que nos encontramos en plena era de una tecnología de lo más sofisticada y compleja que no es difícil pensar lo contrario; sin embargo, cada vez más se esta reconstituyendo una forma antigua de conocer, el pensamiento mítico.

Así, por el contrario, a contrapelo del pensamiento cientificista y demasiado mecanizado de la modernidad y a pesar de los maravillosos avances de la ciencia y la tecnología, parece ser que el hombre en algunos campos de la vida no puede conocer la verdad de los fenómenos que observa. Lo cual implica pensar; que para ello, solo podrá valerse de los mitos, como forma de explicar el sentido de los diversos fenómenos que afectan la sociedad.

De esta manera se ve impelido a tejer elucubraciones y mundos imaginarios para darles sentido mas vivido a los acontecimientos y fenómenos sociales y culturales.

En virtud de lo cual, estimamos que la mitología tiende puentes entre las cosas y hechos conocidos, así como de las circunstancias que son más difíciles de comprender pero que están a su alcance, según el grado de evolución que se posea.

Y en ello estriba su utilidad para buscar a México, en sus mitos fundacionales.

En Tapacolmes, Chih., a 22 agosto del 2008 (5122 de la Era Maya)

No hay comentarios: